Zadi Desme

El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir

Blog

view:  full / summary

Mi cuñado el Dentista por Zadi Desme

Posted by desme on May 23, 2011 at 1:00 AM Comments comments (1)

Historia de la Vida Real

http://zadidesme.blogspot.cl/2017/04/mi-cunado-el-dentista-por-zadi-desme.html

Realmente tarde o temprano todos terminamos sentado en el sillón del hombre vestido de blanco, máscara y lentes protectores, en un consultorio lleno de esos artefactos raros que solo él sabe utilizar y para terminar de jodernos la psiquis tiene un televisor colgado en la pared, dice que, para que veas lo que le hacemos a tus dientes. Realmente lo único que logra con eso es terminar de asustar a uno. Muchos son valientes y otros sencillamente eluden la visita al galeno hasta que ya no pueden aguantar más el dolor, yo pertenezco a la lista de los últimos, producto de una visita al dentista cuando tenía 6 años y donde le termine poniendo en la boca mi pie izquierdo agarrado por mi papa, mi mamá y la ayudante.

Bueno, resulta que el otro día tuve que ir al dentista y me acorde de mi amigo Guito, quien tenía un cuñado que era dentista, resulta que Guito es muy nervioso y no le gusta esperar, es de esos tipos eléctricos que usan voltaje de 440 en lugar de 220, un día lo llamo a su cuñado a la 1 de la madrugada para decirle que le dolía la muela y que tenía que verlo inmediatamente que no aguantaba el dolor, el dentista casi dormido y con ganas de matarlo le dice que lo vería al medio día cuando abra la consulta.

Ese día Guito muy desesperado llego a las 11:30 al consultorio, y se acerco a la secretaria diciéndole que había hablado con su cuñado y que él sería el primero al que recibiría, la secretaria que ya conocía lo hiperquinético que era, le dijo que por favor tomara asiento y esperara, que el doctor estaba con un paciente —pero como, si él me dijo que me iba a atender primero —le dice indignado, la secretaria hace un gesto con el hombro. Guito se va y toma asiento desesperado tomándose la cara por el supuesto dolor de muela que lo aquejaba. En eso llega otro paciente y habla con la secretaria, toma asiento al lado de Guito, y este rayando la cancha le dice: —por si acaso yo soy el que sigue —la señora lo miro como preguntándose si este hombre estaba cuerdo o el problema dental le estaba haciendo extraños estragos.

En eso se abre la puerta del segundo piso y se ve al dentista despidiendo al paciente que había terminado de atender, Guito al ver eso, se para y sin dejar que la secretaria lo anuncie sube por las escaleras corriendo, —cuñado, pensé que sería el primero— le reclama, el galeno que aun se estaba despidiendo del otro paciente le dice: —pasa cuñado por favor—, el doctor ya lo conocía y le pide disculpas por la interrupción al otro paciente, el era así, pero lo peor de todo era que ni siquiera le pagaba la consulta —bueno Guito siéntate y abre la boca— Guito hace un gesto de dolor y finalmente la abre —el doctor mira y toma una pequeña pinza, la introduce en la boca sacando un pedazo de semilla que se encontraba atorada entre la muela del juicio —este era el problema, una semilla de uva — Guito agradecido le dice —gracias cuñado, eres lo máximo y sin anestesia, te adoro— en eso como entro salió corriendo y tiene un tras pie en la escalera, rodando desde el segundo piso hasta abajo por las 25 escalinatas, llegando de pansa al primer piso, parándose como un resorte avergonzado, los pacientes con semejante ruido se levantan y fueron a ver como estaba, en ese momento ya había como 5 personas esperando y Guito no tuvo otra brillante idea que decir —se le paso la anestesia al doctor — y salió corriendo, como si el diablo lo persiguiera.

Al segundo todos los pacientes comenzaron a dejar el consultorio asustados por lo que el doctor les podía hacer, el dentista quería matar a su cuñado, la secretaria trato de dar las explicaciones del caso, pero fue en vano, se fueron acompañados de los pacientes de los otros consultorios que también se asustaron del hecho, pero lo peor no termino ahí, ya que al día siguiente en el diario local salió un articulo hablando de lo poco profesional que eran algunos dentistas con el uso de la anestesia indudablemente aludiendo al cuñado de Guito, esto dio tanta lata que el resto de los dentistas del consultorio le pidieron al cuñado de Guito que buscara otro consultorio donde atender a sus pacientes porque ya no era bienvenido a atender en tan prestigioso centro médico dental.

Ustedes se pueden imaginar cuantos Guitos existen en el mundo... Dios nos libre de tener un cuñado así.

Desastres Naturales por Zadi Desme

Posted by desme on May 23, 2011 at 12:50 AM Comments comments (0)

http://zadidesmehurtado.blogspot.cl/2010/09/desastres-naturales.html

Los desastrosos eventos naturales han marcado durante nuestra existencia la línea entre la vida y la muerte, la extinción y la supervivencia, dándonos duras lecciones de lo frágil que es nuestra existencia y que es imperante mantenernos alertas y no bajar la guardia porque vivimos en un planeta vivo, constante de cambios y evolucionando segundo a segundo. Nuestras necesidades y belicosidad han aportado algunos elementos que han contribuido a causar desastres naturales, algunos justificados en nombre de la ciencia y en pro del desarrollo de la humanidad, los cuales no comparto. Muchos científicos nos han alertado que algunos de los desastres naturales como deshielos, destrucción de la capa de ozono, calentamiento global son causados por nosotros mismos y otros nos dicen que la alteración del campo electromagnético y los aumentos cíclicos de las manchas solares están afectando y ayudando a proliferar la creación de más tormentas y sequias en el mundo e incluso afectando el movimiento de las placas tectónicas de la tierra aumentando la actividad volcánica y en consecuencia variando el eje gravitacional de la tierra haciendo que este efecto lleve frio a donde había calor y calor a donde había frio. Muchos de nosotros hemos vivido en algún momento de nuestras vidas algún tipo de desastre natural, en mi caso he sido testigo de dos grandes eventos, el 24 de agosto de 1992 el Huracán Andrew que golpeo las costas de Miami con categoría 5 y el terremoto de Chile del 26 de febrero del 2010 con una fuerza de 8.8 en la escala de Richter y una duración de casi 3 minutos, no le deseo a nadie ninguna de estas experiencias. Todos estos eventos me han hecho ver que recientemente estamos viviendo una actividad inusual de Inundaciones, terremotos, temblores y últimamente la erupción del volcán Eyjafjallajökullen Islandia, que está afectado a casi toda Europa. Todas estos eventos naturales son campanas de alerta para todos aquellos que hemos bajado la guardia y nos dedicamos diariamente a nuestras labores cotidianas ignorando lo que pasa en el mundo, porque ya bastantes problemas tenemos, ahora mismo que estoy escribiendo este articulo, esta temblando, el ruido peculiar y luego el movimiento, ya paso, es otro más de los muchísimo que han venido como replica después del 26 de febrero. Debemos dar unos minutos de nuestras agitadas vidas y hablar con la gente que vivimos, coordinar las salidas seguras de la casa, de la oficina, ver si tenemos lo necesario para subsistir por lo menos unos días, tener las medicinas necesarias a la mano. Muchos dirán es una pérdida de tiempo, pero recuerden que aun el país más poderoso del mundo es susceptible a los grandes desastres, Yellowstone es una bomba de tiempo, sentada sobre un mega volcán, y los que viven en Perú y Chile, están afectados por la placa de Nazca, y los que viven en La Florida recordar que todo indica a que la tendencia es que aumenten el numero de huracanes por año como lo que paso en el 2008 que hubieron 15 y 131 tornados en corredor de las tormentas en el medio oeste.

No soy ni pesimista ni alarmista, solo digo que demos estar preparados, usar esa inteligencia que nos hace diferente al resto de los seres vivos de este planeta para tener a la mano, elementos que nos ayuden a sobrevivir o aliviar los embates de la naturaleza y estar preparados constantemente....

El Mal Humor por Zadi Desme

Posted by desme on May 23, 2011 at 12:45 AM Comments comments (0)


http://zadidesmehurtado.blogspot.cl/2010/09/el-mal-humor.html

No existe ser humano en el mundo que por más santo que sea no haya tenido un ataque de mal humor en su vida, esa sensación que te hace enfadarte sin saber por qué, que te hace cambiar de humor comparable solo a las olas del altamar que a veces pueden tomar una altura inimaginable y dejar el medio destrozo por su camino en solo un momento y luego así como llego desaparecer y hacer que todo retorne a la calma, es como a veces el mal humor manipula la alegría y la convierte en amargura, la pena en desesperación, la humildad en arrogancia y el orgullo en una mierda difícil de controlar.

Es increíble como tenemos que hacer frente a estos constantes cambios de ánimo en nuestra vida, afectando a todos los que nos rodean. Las causas del mal humor son miles, el problema es cuando esto se hace cotidiano y todo te comienza a fastidiar y finalmente terminas de mal humor a cada instante, es ahí donde debemos dejar de lado el que dirán y tratar de pedir ayuda de alguna forma, porque tarde o temprano este estado de ánimo nos pasara la factura ya sea con una ulcera gastrointestinal, un ataque al corazón o lo más triste, alejar a tus seres queridos o que tu mujer se arte y te ponga los cuernos.

Se de muchas historias de gente que ha prometido que va a cambiar y que hace el mayor esfuerzo por cambiar, lo ha jurado ante la biblia que no retornara por ese camino oscuro, pero al cabo de un tiempo retorna el indeseable, causado por una acumulación de sucesos y problemas cotidianos, haciendo que el ahora doble o triple arrepentido regrese a fojas cero y con el rabo entre las piernas por su explosión de mal humor repentina.

Algunas personas por el estrés vivido en el trabajo, por la presión que el jefe les hace, al cual no lo pueden contradecir o decirle algo, o no soportan que un mozalbete les diga que están haciendo mal su trabajo cuando han entregado todo lo que podían en hacerlo; van acumulando esa frustración y terminan de mal humor y cuando salen del trabajo se desfogan con lo que no se deben desfogar, con sus amigos o sus hijos o su esposa.

Si es soltero, tratara de gritarle al primer retardado mental que se le cruce, porque sabe este no se va a defender ni va a decir le nada. Al final todos terminan luciendo como unos reverendos idiotas, y lo peor es que los mal humorados creen estar en razón.

Otros culpables de nuestros problemas de mal humor son las hormonas, y es el principal culpable que siempre damos como escusa cuando hemos dejado la media cagada, las mujeres se la echan al estrógeno y la progesterona y los hombres a la testosterona, pero la verdad que a veces son los culpables de hacerte sentir fuera de control.

Un gran amigo del mal humor es la depresión, es como el grado superior, que te hace sentir irritable y con un temperamento muy fácil de exaltar, acompañados por el aburrimiento y la desesperación.

Hace algunos días después que me paso el mal humor, me encontré con un amigo en un café y nos pusimos a charlar y me dijo que cuando me encontrara de mal humor tuviera en cuenta lo siguiente:

1) Cuanta hasta diez

2) Piensa que no estás solo

3) Habla sobre esto con la persona en que confías

4) Se creativo

5) Haz ejercicios

6) Espera

7) Duerme lo suficiente

 8) Llora

Luego de escucharlo me retire a mi casa pensando en esos consejos, después de unos días nos volvimos a encontrar y me pregunto que cómo me fue. Le dije:

Mira estaba en una reunión con mis compañeros y llego el jefe y nos dijo que teníamos que trabajar el fin de semana y la próxima semana casi sin dormir hasta tener la campaña de la empresa lista. Comencé a contar hasta diez para no pararme y renunciar ya que ese fin de semana tenía reservado desde hace un año mi viaje a Cancún con toda mi familia, incluido a los suegros, en ese momento pensé que no estaba solo, ya que un compañero mío también tenía reservas a Madrid con su familia,. Luego de la reunión pedí hablar con la persona que confiaba, “mi jefe”, el se rio y me dijo que tenía que ser creativo para salir de ese problema familiar y que él no me podía ayudar. Comencé a hacer un ejercicio mental con todas las posibilidades y espere por una acción celestial para que me sacara de este problema, sin ningún resultado. Ahora duermo lo suficiente porque no tengo que viajar de la casa a la oficina, ahora duermo en la oficina, después de decirle a mi mujer que no podíamos ir de vacaciones a Cancún ella me voto de la casa y me ha dicho que se ira de viaje igual. Ahora lloro pensando lo mucho que van a disfrutar del viaje mientras yo estoy trabajando como un esclavo y durmiendo en este sofá hasta que mi mujer me perdone.

¿Quieres saber ahora como me fue?

Pues estoy de “mal humor”.

Mujer de Derecho por Zadi Desme

Posted by desme on May 23, 2011 at 12:43 AM Comments comments (0)

 

Era una noche fría y lluviosa, todos los discípulos cual soldados inmóviles, escuchábamos atentamente al catedrático, nos hablaba sobre derecho penal, mis ojos se comienzan a nublar y las lágrimas incontenibles comienzan a fluir, mi corazón parece que va a estallar, trato de disimular pero no puedo, el dolor es intenso y la rabia muy fuerte, es algo que no puedo evitar de sentir.

A la mente se me ha venido la cara de mi esposo, él es la razón por la cual he tenido que ponerme a estudiar la carrera de Derecho en esta etapa de mi vida, no sé cómo puedo aguantar tanto y mantenerme de pie, firme; es como luego de llorar y llorar me hubiera salido una coraza que me protege pero que hoy cedía incontrolablemente.

Familiares y amigos me han dado la espalda, es como si tuviera una enfermedad leprosa y temen contagiarse, eso duele mucho al principio porque uno piensa que los tienes ahí aunque sea para escuchar una sola palabra de aliento, que decepción, pero hay una fuerza divina invisible que me levanta y me pone de pie para seguir por este misterioso camino que nos pone la vida.

Ayer por la madrugada fui hacer la gigantesca cola para visitarlo, gente de toda condición se arremolinaba en la entrada peleando por hacer valer su derecho a su lugar en la fila, quieren ver a los suyos. Luego de una larga espera comienza a avanzar la línea y uno por uno pasamos a un cuarto, nos sacamos toda la ropa, nos hacen flexionar para ver si escondemos algo en nuestra intimidad, me siento vejada, debería haber otro sistema, pero es lo que es, me pongo la ropa rápidamente ante la inhumana revisión de las gendarmes que se nota que gozan con este espectáculo y te tratan como si fueras un ser humano de quinta categoría; paso finalmente a un gigantesco y apestoso patio, se respira dolor y sufrimiento, hay gente que ríe, otros que lloran y uno que otro recluso no arrepentido trata de toquetear a los visitantes a ver que pueden robarles; a un lado sentado en una esquina veo a mi esposo, esta cabizbajo, tengo que contener mi frustración porque él está más débil que yo; me acerco hacia él, me toma de la mano “ya no aguanto más” me dice, nos ponemos a llorar, nos abrazamos y tratamos de darnos fuerzas, nos sentamos y hablamos. “Hoy entendí que la justicia es realmente ciega, tú no deberías estar aquí” le digo al despedirme. Como todos los martes llegue tarde al estudio jurídico donde trabajo, siento las miradas en mi espalda, pero mi esposo es mi vida.

Por la noche, ya muy tarde después de clases, casi desfalleciendo llego a casa, no he tenido tiempo de probar bocado, mis dos hijos están durmiendo, mi pobre madre con sus achaques incondicional los cuida, en puntillas entro a su cuarto y les doy un beso en la frente.

Como todas las noches, reviso el expediente judicial de mi marido, hay algo que pasaron por alto, mañana le estoy sugiriendo al abogado pedir la declaración de testigos que no fueron considerados inicialmente, si todo sale bien podría salir en libertad y finalmente hacerse justicia. “Dios mío dame fuerzas”.

4th of July por Zadi Desme

Posted by desme on May 23, 2011 at 12:30 AM Comments comments (0)

Han pasado los años y recuerdo como si fuera ayer cuando llegue a Los Estados Unidos, con una mano atrás y otra adelante, había sido estafado por un sinvergüenza en mi país y decidí vender todo lo que tenia y partir con mi esposa, mis dos hijos y mi abnegada nana. Llegamos un día de San Valentín, todos los hoteles económicos estaban llenos en Miami Beach, finalmente conseguimos uno donde los cinco nos acomodamos, las cucarachas y el ruido en las otras habitaciones no nos dejaron dormir toda la noche. Al día siguiente fui a ver a una mujer que supuestamente me ayudaría a conseguir la ansiada residencia, está mal nacida al final no haría nada y me robaría sistemáticamente el poco dinero que tenia. Desesperado por tener un trabajo comencé a tocar puertas de mucha gente con la que había hecho negocios anteriormente sin ninguna suerte. Finalmente viajamos a un pueblo a 6 horas de Miami y comencé a trabajar en lo que pude, primero ayudaba a un hombre a entregar periódicos por la madrugada, por las noches ayudaba a un latino limpiando oficinas y por el día conseguí trabajo en una tienda de abarrotes y carnes latina. De esta forma trabajando los siete días de la semana 16 horas diarias pude pagar casa, comida y un poco de tranquilidad. Aun recuerdo que para colmo de males al lado de la casa que alquile, vivía un agente de migraciones que trabajaba arrestando a los ilegales, al principio vivíamos con un miedo a ser deportados, pero poco a poco se fue disipando con el transcurso de los meses. Poco después de enterarme que nunca llegaría mi permiso de trabajo decidí regresar a vivir a Miami, ahí conseguí un empleo en una gasolinera lavando autos, la paga era buena y las propinas también, pero para hacerme respetar y no dejar que mis diez compañeros haitianos me maltraten tuve que pelearme uno por uno con todos. Nunca tuve vergüenza de lo que hacía, de ser un empresario a lavador de autos, pero en el fondo sabia que solo necesitaba una oportunidad para nuevamente salir adelante, no puedo negar que pase muchos días de depresión y llorando a solas. Unas semanas después de llegar a Miami conocí a un abogado que finalmente consiguió el ansiado permiso de trabajo para mi, coincidentemente me llego mi primera tarjeta de crédito con US$ 2,500 de limite de consumo. Con ese dinero, rente una pequeña oficina, la amoblé y comencé hacer lo que sabía hacer, pese a que todo el mundo me decía que era un negocio donde había mucha competencia, mi perseverancia y el deseo de bienestar para mis hijos supero cualquier expectativa negativa, ya que después de algunos años, este negocio seria uno de los más importantes en su rubro en Miami. Han pasado 21 años desde que realice esta cruzada y mis hijos tienen hoy una oportunidad que muchos como yo no la tuvimos y que nos costó conseguir. Para todos ellos que viven el sueño americano “ Happy 4th of July”.


Rss_feed